¡Que nada te detenga!

El Universo está ahí para apoyarte en tus más firmes deseos, el punto es tener un poco de disciplina, y entender que está comunicación con el Universo es una necesidad básica, y tiene la misma importancia que comer, dormir e ir al baño.
¿Por dónde comenzar?
1. AGRADECER por todo, por lo que se tiene (poco o mucho) y por lo que deseas tener.
2. MEDITA mínimo 15 minutos al día.
3. DECRETA o AFIRMA con fe, con la certeza de que sucederá. 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Hoy es un buen día...

Cáncer y la oncología integrativa