Hoy es un buen día...

Para mirarte frente al espejo, cuando estés viendo tu reflejo, piensa que ésa criatura que estás viendo, tú, eres obra del Universo, reconoce el poder interior que habita dentro de ti, y decide ahora mismo ser feliz, reconoce todas tus virtudes y suma tus capacidades, resta todo lo negativo, ¡descártalo!, cancela lo que no te lleva por el camino de la felicidad. 
Bendecido día.